Ingresar

Viernes, 15 De Diciembre De 2017

Escuchar:
AM610 Contragolpe
Copa Sudamericana

Gloria académica

21 de Septiembre - Racing recibió a Corinthians de San Pablo, Brasil, en el Cilindro de Avellaneda ayer a las 21.45 y empataron 0 a 0 en el marco del partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Sudamericana bajo la atenta mirada del árbitro Leodan González, oriundo de Uruguay.

La fiesta era total. La euforia elevada a su enésima potencia. Los hinchas locales rompían sus gargantas con cánticos minutos antes de que el juez pitase el comienzo del encuentro. Luego del saludo protocolar y la entonación de ambos himnos nacionales, la pelota se dignó a rodar. Curiosamente, el equipo dirigido tácticamente por Diego Cocca le cedió la pelota a su rival y se aseguró de golpear de contra o con jugadas rápidas. Así fue cómo a los siete minutos de haber comenzado el encuentro, quien más tarde se convertiría en la figura del partido, Lisandro Licha López remató de derecha a la valla defendida por el gigante brasileño Cassio, pero la pelota decidió no entrar y se fue por la línea de fondo apenas unos pocos metros lejos del palo derecho. El partido comenzó a hacerse áspero, el balón pasa demasiado tiempo en la mitad de la cancha y esto provoca que los mismos jugadores se mareen con él y lo pierdan torpemente ante cualquier presión ejercida por un rival. La siguiente emoción llegaría recién a los 21 minutos de aquel intenso primer tiempo. Otra vez Sergio Vittor. Otra vez muy cerca de donde convirtió ante Temperley en el 4 a 1 por la Superliga Argentina de Fútbol. Remató un tiro libre exquisito, pero no lo suficiente. El arquero rival se estiró para la foto y realizó una atajada espectacular enviando el esférico al tiro de esquina.

Un breve tiempo más tarde, una falta al borde del área local de parte de Miguel Barbieri, a quien le costó una amonestación, le dio una oportunidad muy clara a un rival que hasta el momento no había incomodado a Gastón Gómez, guardameta de la Acadamia. Otra vez un lanzamiento certero, pero este se fue afuera rozando el palo derecho. El reloj marcaba 36 minutos cuando Enrique Triverio, con todo el oficio de 9 de área que tiene en su haber, bajó un pelotazo, controló la pelota dentro del área, aguantó el choque de uno de los centrales rivales hasta que consiguió rematar, pero Cassio ya estaba encima de el para deflactar el balón. Algunos minutos más tarde, Leandro Grimi fue amonestado. Racing tenía a su zaga central tocada. El primer tiempo se esfumó dejando ver a un Corinthians que apenas tuvo una sola oportunidad de romper el marcador y a una Academia que se la notaba demasiado cómoda con el empate en cero que le daba la tan ansiada clasificación.

El segundo acto no fue muy diferente. Los papeles seguían siendo los mismos. Las actitudes, también. El medio era aún un campo de batalla, que minutos más tarde iba a ver a Diego González como el primero de sus heridos. Fue este mismo quien, a los 11 minutos del segundo tiempo, remató desde media distancia, pero fue tan simple para el arquero rival que apenas tuvo que abrir sus manos para contener la pelota. Momentos más tarde, el primer desborde de Racing. El primer ataque en profundidad del local fue comandado por Augusto Solari, que corrió hasta el fondo de la cancha y tiró un buscapié, que no cumplió su función. A los 18 de la segunda mitad entró Rodriguinho, quien no tuvo ninguna injerencia en el juego, pero si un breve paso por el mismo ya que dos minutos después de ingresar, levantó de sobremanera su pierna y le pegó un planchazo al Pulpo González digno de expulsión. Así lo vio el árbitro, por lo que el Timao perdió a su primer soldado. Cuando le tocó a Ángel Romero, ex Racing, salir reemplazado fue silbado por toda la hinchada y al grito de “Romero hay uno solo” (por su hermano mellizo) fue despedido por la gente local que no tomó gratamente sus quejas constantes al árbitro y sus actuaciones dignas de protagonizar una obra de teatro en el Colón ante cualquier contacto con los jugadores académicos.

El partido siguió siendo el mismo de siempre. Los brasileños no generaban situaciones de peligro y los argentinos tenían el tiro de media distancia como única herramienta viable para intentar derrotar al guardameta rival. Recién a los 42 minutos del segundo acto, Cocca decidió realizar la primera variante en su equipo. El entrenador, como más tarde iba a comunicar en rueda de prensa, estaba muy contento y satisfecho del rendimiento de sus 11 jugadores. Poco más pasó durante esos últimos minutos. El árbitro adicionó 4, de los cuales solo se jugaron dos. Los visitantes se le fueron al humo con quejas, pero lo cierto es que la hinchada racinguista explotó de euforia, sus jugadores se abrazaron y se felicitaron entre ellos. Con este 0 a 0 y el 1 a 1 en la ida en San Pablo, Racing logró la clasificación a cuartos de final de la Copa Sudamericana, cuando se enfrentará ante Libertad de Paraguay, como visitante.

                                                                                            

 

Síntesis del partido:

Formaciones:

Racing (0): Gastón Gómez; Augusto Solari, Sergio Vittor, Miguel Barbieri, Leandro Grimi, Alexis Soto; Diego González, Egidio Arévalo Ríos, Matías Zaracho; Lisandro López y Enrique Triverio. 
DT: Diego Cocca.

Suplentes: Juan Musso, Iván Pillud, Juan Patiño, Marcelo Meli, Andrés Ibargüen, Brian Mansilla y Maximiliano Cuadra.

Corinthians (0): Cassio; Fagner, Pablo Castro, Fabián Balbuena, Marciel; Camacho, Jadson, Marquinhos Gabriel; Ángel Romero y Jo. 
DT: Fabio Luis Carille de Araujo.

Suplentes: Walter, Pedro Henrique, Maycon, Felipe Bastos, Giovanni Augusto, Rodriguinho y Colin Kazim.

Cambios: 18’ ST Rodriguinho por Jadson (Cor); 29’ ST Giovanni Augusto por Ángel Romero (Cor); 39’ ST Colin Kazim por Marciel (Cor), 43’ ST Marcelo Meli por Matías Zaracho (Rac); 47’ ST Iván Pillud por Matías Zaracho (Rac).

Amonestados: 23´PT Miguel Barbieri (Rac); 41’ PT Leandro Grimi (Rac); 37’ ST Jo (Cor); 39’ ST Diego González (Rac); 39’ ST Marquinhos Gabriel (Cor). 

Expulsados: 20’ ST Rodriguinho (Cor); 46’ ST Jo (Cor).

Goles: No hubo.

Estadio: Presidente Juan Domingo Perón (Racing).

Árbitro: Leodan González (Uru).

Redactada por Nicolás De Mónaco (@nicolasdemonaco)

por ContraGolpe